Estima que en tres años no existirá viejo modelo penitenciario

1010
Rodríguez lanzó el Plan de Humanización del Sistema Penitenciario con el cual se harán tres nuevos centros

En aproximadamente un año el país no tendrá cárceles en hacinamiento y en tres años no estará en funcionamiento el viejo modelo penitenciario, según afirmó ayer el procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez.

El funcionario indicó que en la actualidad hay 16 mil reclusos, de 26 mil internos en todo el país, en condiciones de hacimiento, en centros penitenciarios no aptos para ser utilizados, con personas que están durmiendo en el piso, sin recibir atención básicas, como salud, educación, además de orientación para su reinserción en la sociedad al momento de ser puestos en libertad.

“Por muchas décadas el sistema penitenciario ha estado en descuido y la cantidad que tenemos hoy en día de lugares para poder albergar a esos privados de libertad tenía un déficit de cerca de 12 mil posiciones”, expresó Rodríguez al ser entrevistado en el Almuerzo Semanal de Multimedios del Caribe, conducido por el director de este diario, Osvaldo Santana; el subdirector, Héctor Linares; y el jefe de Redacción, Héctor Marte.

Añadió que cerca de 10 mil internos están bajo la modalidad del nuevo modelo de gestión en los centros de reclusión, y explicó que con la puesta en marcha del Plan de Humanización del Sistema Penitenciario con nuevas obras que están en proceso de construcción, habrá 12 mil internos del viejo modelo que pasarían al nuevo en menos de un año.

“De 26 mil habría 22 mil reclusos en el nuevo modelo, quedarían unos 4 mil para los próximos dos años conforme al mismo programa de pasar todas las cárceles al nuevo modelo, es decir, en menos de tres años pudiéramos estimar que ya no existe un viejo modelo, sino un modelo nuevo unificado y dirigido hacia la reinserción”, expresó.

En otro orden, Rodríguez, quien ha sido abogado por más de 20 años, sostuvo que se tiene como objetivo que cada interno que salga en libertad se reintegre fácilmente a la sociedad, y “no tengamos un temor de que esa persona vuelva a delinquir, de que nos asalte o nos robe o cometer cualquier otro delito”.

“Lamentablemente por muchas décadas nuestras cárceles se han convertido en escuelas de delincuencia, entran por un delito y salen con una capacidad de hacer daño mayor, y hay que entenderlo, el odio que puede generar, el resentimiento, el trauma que tu estés por días, semanas, meses o años en esa condición no te hacen ningún bien”, añadió el magistrado.

Construirán tres cárceles

El procurador General de la República informó que dentro de los planes están la construcción de tres instalaciones, que incluye la cárcel preventiva de San Luis, Santo Domingo Este, donde hoy se dará el primer palazo para su construcción, luego de ser demolida la semana pasada. Además la cárcel de San Juan con mil posiciones y el centro La Nueva Victoria, que será trasladado a Guerra, donde se contará con más de ocho mil espacios.

Añadió que realizarán ocho ampliaciones de cárceles existentes, con lo que se tendrá a disposición 12 mil nuevos espacios para igual número de reclusos y serán remodelados “a profundidad” los 41 centros actuales.

Al ser preguntado por el director de este diario, Osvaldo Santana, sobre si las nuevas cárceles que se construirán estarán dentro del nuevo modelo penitenciario, Rodríguez aseguró que además de esto, estarán dentro de un nuevo enfoque.

Explicó que el Plan de Humanización del Sistema Penitenciario tendrá dos componentes. El primero será redirigir todo el sistema penitenciario, tanto el nuevo como el viejo, se introducirán educación básica, superior y tecnificación, tratamientos psicólogos y también experiencia laboral, para lograr que el interno se regenere.

El costo de la construcción de las nuevas edificaciones y las remodelaciones, que según indicó el magistrado estarán listas para el primer trimestre el 2020, será de 170 millones de dólares, estos fondos fueron sacados del dinero pagado por las empresas Odebrecht y Embraer por sobornar a funcionarios en el país.

Una de las novedades es que las mismas funcionarán bajo las normas Mandela, de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que exigen un estándar mínino de espacios, entre otras cosas, para personas con discapacidad.

Los levantamientos de las obras estarán a cargo de empresas que participen en la licitación que la PGR puso en marcha. El procurador resaltó que la compañía que gane el concurso no podrá participar en otro proceso de construcción.

Explicó para los proyectos nuevos o los recintos que tengan el espacio están proponiendo un diseño, que se utiliza en otros países, para que el sector privado coloquen naves industriales en los centros, para que los internos puedan trabajar desde allí mismo, “por lo menos con un salario minino”.

En cuanto a la cárcel Najayo, el magistrado dijo que en dos semanas darán el primer palazo para una “gran remodelación del centro”. Explicó que la parte de Najayo-Hombres que no funciona en el nuevo modelo tiene una sobrepoblación de 700 reclusos. El área de mujeres será ampliada, incluso para que las embarazadas que den a luz en el mismo recinto puedan vivir con el bebé por varios meses.

Héctor Marte, Osvaldo Santana, Jean Alain Rodríguez, Héctor Linares, Julieta Tejada y Alexis Moisés al término del encuentro.

Afirma le pagan a los abogados para descrédito

Rodríguez afirmó que los cometarios de que el órgano acusador cuenta en muchos casos con expedientes “flojos” son mal fundados, emitidos por los abogados de los imputados “a los cuales se les paga para decir esto”. “Es oportuno nunca dejarnos confundir. Alguna vez pudiera criticarse algún fallo humano que pudiera suceder, aunque no tenga uno presente a mano, pero la gran mayoría de las veces que usted escuchan esos comentarios son de los abogados defensores de los imputados”, subrayó. Afirmó que en el caso Odebrecht, que admitió haber pagado sobornos a funcionarios en el país, se les pagó a los abogados de los imputados para que dijeran que el expediente del Ministerio Público era débil. “En decenas, no uno de dos, decenas de abogados, decenas de personas que no son abogados, diciendo que es un expediente débil, eran pagados o amigos de los imputados”, afirmó. Sobre las quejas de fiscales en conflicto con la ley, el funcionario explicó que la institución tiene una inspectoría y un tribunal que da “buenos resultados”. Aseguró que cuenta con un gran equipo altamente comprometido con el país. Durante la entrevista donde estuvo acompañado de Julieta Tejada, directora de Comunicaciones de la PGR y de Alexis Moisés, asesor de la institución en materia de comunicaciones, explicó que para el mejoramiento de los casos están capacitando a los fiscales y demás miembros del Ministerio Público. Además de entregar equipos y vehículos.

Dice no hay conflictos entre el MP y la PN

Al ser preguntado sobre la percepción de que existen algunas diferencias y contradicciones entre el Ministerio Público (MP) y la Policía Nacional, el procurador Rodríguez indicó que las relaciones entre ambos organismos son “excelentes”. Asimismo, recalcó que la dirección de las investigaciones es función de Procuraduría General de la República (PGR). “Más que relaciones excelentes lo que hay es una gran voluntad de trabajo en equipo cada cual cumpliendo con su rol. El Ministerio Público lleva la dirección de la investigación, y en esta gestión de la Policía Nacional así como la pasada también, con la cual hemos trabajado, hay una actitud de cooperación y de que en este momento nosotros no sentimos ningún tipo de ficción más allá de una cooperación”, dijo Rodríguez.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorLa integración de Robinson Canó con las Estrellas se complica
Noticia siguientePeralta: danilismo es fuerza determinante