The West

15

Es una serie documental de 8 episodios contando en tono documental sobre los acontecimientos históricos que ocurrieron durante la migración a Occidente, una colonización del medio oeste y el este de USA en la segunda mitad del siglo XIX cuya narrativa se inicia al final de la guerra de secesión de 1865 y va hasta 1890. Esto lo hace apoyándose en seis vidas que se dieron fama por entonces: el general Custer, Crazy Horse (Caballo Loco, un líder Sioux) y Sitting Bull (Toro Sentado, líder Iakota), Jesse James (ex soldado y bandido de Missouri), Billy the Kid (ex soldado y bandido en Nuevo México) y Wyatt Earp (ex soldado y sheriff en Arkansas y Arizona). Lo establece más o menos en ese orden, lo que da a las historias grandemente conocidas un contexto y un flujo sorprendentemente efectivo en términos narrativos. Acompañan narraciones intercaladas de actores que aparecieron en westerns, historiadores y algunos políticos como John McCain. Estos famosos le dan un aire de veracidad, que logran inmediatamente. No obstante, a medidas que se desarrolla advertimos una obvia intención de querer convencer de la autenticidad y valor histórico. Descubrimos entonces que la elección de esos nombres no es casual pues son los más notorios y célebres protagonistas del género western inventado por Hollywood. Y no está mal, como entretenimiento es perfecto. Da una imagen de veracidad mostrando a esos “héroes” del cine como realmente eran y cómo entraron a la historia y no como los pinta el cine. Pero ojo, nos dicen que existieron y que es importante conocer sus reales historias, y obviando a pota un hilo conductor que amarre las historias tales como las demandas de consolidación del capitalismo que buscó ampliar su radio de acción para absorber recursos y sus consiguientes procesos políticos y económicos y la gran afirmación de su moneda. Un avance de esas muy específicas realidades son las expuestas por Ken Burns sobre la Guerra Civil Americana un documental. Pues bien, para público no exigente funciona a la perfección. Y aun así sentirá ese y cualquier público cierta arritmia en la continuidad del tratamiento de los personajes y como que los actores no actúan muy bien, pues las escenas son insípidamente desarrolladas. Cualquier gana de emocionar o seducir está ausente. Y es una pena un tratamiento tan vacuo ante una historia emocionante que pudo tener cierto valor educativo.

HHH Género: serie documental histórico en Netflix

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorDO arte contemporáneo inaugura exposición
Noticia siguienteEl aporte novelístico de Anthony Ríos