¡Cautela!

172

No todo lo que parece una oportunidad te da acceso a lo que esperas, por ello lucir cautela es sensato. Humanamente, vemos cuando se nos abren puertas, pero los corazones se quedan sellados, nos descorren las cortinas para abrir un negocio, pero guardan los mejores clientes y las conexiones claves; te invitan a sus vidas, te prestan sus cosas, se desvisten el cuerpo y se arropan el alma; el sofá del tiempo te invita a acomodarte mientras el verano le abrocha el cierre a su traje de noche.

¿ Quién entiende las razones del hombre? Dicen amarte pero no toleran cuando disientes, dicen ser abiertos a todo pensamiento, pero creen que eres mente estrecha cuando asumes ajustarte a la cordura del pensamiento divino. Considera esto, cuando Dios abre, nadie cierra.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorDerecho al trabajo
Noticia siguienteVarían medida a imputados en caso Tremols; A nueve lo envían a prisión